Un triunfo para la historia azulina

La victoria del San Fernando CD ante el CE Sabadell el pasado domingo en la Nova Creu Alta será difícil de olvidar. El conjunto azulino, que perdía 2-0 en el minuto 69, logró remontar en poco más de 20 minutos frenéticos un encuentro vital para sus aspiraciones más inmediatas en el Grupo 2 de la Primera RFEF. Los goles de Ferrón, de penalti, Juanmi Callejón y Luka Cveticanin dieron a los cañaíllas tres puntos de oro para salir del descenso y sirvieron, además, para abrir tres puntos de distancia sobre los arlequinados, que marcan el inicio de la zona roja.

Pero, también, la remontada marca un antes y un después a nivel estadístico para el San Fernando CD. Y es que es la primera vez que los isleños consiguen darle la vuelta a una desventaja de dos goles jugando como visitante con la actual denominación adquirida en 2009. Ya se había producido un hecho similar en el Estadio Iberoamericano. La última vez que ocurrió, tal y como apuntó el perfil de Twitter @efemeridessfcd, fue el 29 de abril de 2018, cuando un hat-trick de Javi Casares y un gol de Buba permitió al San Fernando reponerse a un 0-2 en contra ante el CD El Ejido.

Sin embargo, hay que remontarse mucho más atrás para encontrar una remontada cañaílla de tal magnitud lejos de La Isla. Concretamente se produjo el 30 de marzo de 1997, tal y como ha indicado Antonio Marín, especialista en historia azulina,

Fue en un encuentro disputado ante el CD Mairena en el Nuevo San Bartolomé y que correspondía a la jornada 34 del Grupo X de Tercera División. El conjunto local llegó a colocarse 3-1 con el marcador a su favor en el minuto 35 de juego al voltear el gol inicial del azulino Fali Benítez (16’) con las dianas de Lito (26’ y 35’) y Edu (30’). Sin embargo, Queco (37’) no tardó en recortar la diferencia y un doblete de Manolo Sanlúcar (48’ y 54’) culminó la remontada al inicio de la segunda mitad.

El partido, que finalizó 4-6 gracias a la tercera diana de Sanlúcar (62’) y del mairenero Lito (85’) y la sentencia de Momo (94’), dejó un registro que se ha mantenido inalterable durante más de 24 años hasta que el tanto de Luka Cveticanin en el descuento del encuentro en Sabadell permitió renovar este dato casi cinco lustros después.

Foto: José Raúl González

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp