Nacho Castro: «Hemos tenido alma para resarcirnos de los golpes»

El técnico del San Fernando CD Nacho Castro compareció ante los medios a la conclusión del encuentro frente al Linares Deportivo (2-2) que permitió al equipo azulino sumar su primer punto en Primera RFEF. El entrenador avilesino se mostró contento, sobre todo, con la segunda mitad de sus chicos y con la actitud del público que se dio cita en el Iberoamericano y que colaboró en una recta final que a punto estuvo de culminar con la victoria cañaílla.

En cuanto a la valoración del encuentro, Nacho declaró que el San Fernando arrancó «con imprecisiones por las ganas de agradar». En este sentido, «nos ha perjudicado esta sensación, porque nos ha quitado la pausa necesaria para hacer más daño al rival en ataque». Además, «nos faltó contundencia y creo que nos quisimos proteger en exceso por miedo a fallar defensivamente en duelos individuales». Fruto de ello llegó el gol a los seis minutos de Carracedo.

No obstante, el líder del cuerpo técnico isleño recalcó que su escuadra reaccionó de una manera muy positiva: «Tuvimos alma, intensidad y nos resarcimos de los golpes. En la segunda mitad estuvimos muy bien con balón y supimos frenar las opciones a la contra del Linares». Además, destacó el papel de los aficionados: «Su actitud ha sido muy positiva en todo momento, nos han ayudado porque no es fácil generar este ambiente cuando venimos de dos derrotas y eso ha animado a los jugadores».

Un punto en una liga de tres no es botín suficiente para Nacho: «La sensación es muy similar a la del día del Villarreal. La actitud es muy buena, pero nos tenemos que liberar en las dos fases. Todavía no nos hemos puesto por delante en el marcador y eso provoca miedos sobre todo en la retaguardia. Hay que trabajar para ser valientes y no tener miedo al error».

Los cambios agitaron el encuentro en la segunda mitad: «Bicho tuvo mucho desparpajo y dinamismo y superó líneas con facilidad. Eso provocó una mayor soltura en la zona de ataque y estuvimos cerca de la victoria, por eso me voy jodido por no haber podido ganar».

El míster asturiano volvió a destacar que su equipo fue presa de la ansiedad y los nervios en el arranque y cree que, a nivel psicológico, el equipo necesita perder el miedo al error para no sufrir a lo largo de los partidos.

Por último, habló sobre su expulsión: «Soy una persona que vive mucho cada encuentro y siempre he protestado con educación. Hoy ha habido ciertas decisiones dudosas y, sin ir más lejos, Juan se ha venido con seis grapas tras un choque. Me jode que me hayan expulsado porque fastidia al equipo para el próximo partido».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp