El Juvenil A, aspirante al ascenso a División de Honor

El Juvenil A del San Fernando CD vive un momento muy dulce en el Grupo 14 de Liga Nacional. A punto de llegar al ecuador de la competición, la escuadra que dirige Carlos Murciano se encuentra en tercera posición, con 25 puntos y a tan solo una unidad de los puestos de ascenso a División de Honor, objetivo marcado por el Club desde el pasado verano.

Los isleños iniciaron la competición dando muestras desde primera hora de su potencial. El triunfo ante el Balón de Cádiz (2-3) en la jornada inaugural fue secundado por un meritorio y trabajado empate ante el Sevilla FC (1-1) y por un holgado triunfo en Sanlúcar (0-5). Sin embargo, la dinámica comenzó a torcerse en la cuarta jornada, fecha en la que el Algeciras salió victorioso de Bazán (1-2).

Tal y como indica el propio técnico Carlos Murciano, “los chicos comenzaron muy bien físicamente la temporada después de una larga fase de preparación y eso se notó en los primeros partidos”. Sin embargo, “atravesamos un periodo en el que, a pesar de ser superiores en juego y ocasiones, los resultados no nos acompañaron”. Sin ir más lejos, a los azulinos se les resistieron los tres puntos durante un mes (el San Roque Balompié también se llevó el triunfo y, a domicilio, se firmaron tablas en Pozoblanco y Huelva).

A pesar de las dificultades, el equipo no se rindió y mantuvo su línea de trabajo. “Hemos hecho una labor continua y los jugadores han demostrado personalidad y han dado el paso adelante necesario cuando la oportunidad lo requería”, destaca Murciano. El pasado 7 de noviembre, el Juvenil A se impuso holgadamente al Polillas de Ceuta y, desde entonces, no conoce la derrota y solo ha dejado escapar dos puntos en el empate (2-2) ante el líder Fundación Cádiz CF.

En el último mes y medio, los cañaíllas han realizado notables actuaciones en Sevilla (2-3 ante la AD Nervión) y Cartaya (1-5) y han hecho de Bazán un fortín para soñar (3-1 al Córdoba CF y 4-1 frente al Atlético Antoniano). Esta gran dinámica ha provocado que los chicos vean de cerca los puestos de ascenso. Actualmente se encuentran a un punto del segundo clasificado, el Algeciras CF y a cuatro del líder, el Fundación CCF a falta de dos jornadas para finalizar la primera vuelta.

El capitán del equipo, Marcos Herrera, nacido en 2003 y que ingresó en el fútbol base del San Fernando CD en su primer año de Infantil, habla en nombre de sus compañeros: “Tenemos muchas ganas e ilusión de seguir trabajando por el objetivo. Hemos sabido reponernos en los malos momentos y hemos cerrado el año en una buena dinámica de resultados que nos ha acercado a los líderes”.

Herrera destaca el trabajo del cuerpo técnico y el compañerismo del equipo: “Nos están enseñando a ser buenas personas, que es algo más importante todavía que la técnica y la táctica, donde también hemos evolucionado mucho. Ganar al Córdoba en Bazán nos dio un subidón y nos permitió acercarnos al lugar donde este grupo de amigos quiere estar”.

Por último, el lateral derecho resaltó la evolución interna que ha tenido el Club en los últimos años: “Desde que estoy en la cantera he visto cómo están llegando entrenadores y jugadores de otros países con un tremendo nivel y eso es algo que agradecemos, porque nos permite seguir evolucionando como jugadores. Esperamos que esta línea continúe en los próximos años y logremos el deseado ascenso a División de Honor”.

El Juvenil A vuelve a la competición el próximo 9 de enero para medirse a la Peña Deportiva Rociera en Dos Hermanas. Una semana después cerrará la primera vuelta recibiendo al Real Betis en Bazán. La receta para seguir en la zona noble de la tabla y aspirar a cotas mayores es clara: “continuidad en el trabajo y pies en el suelo partido tras partido”, sentencia Carlos Murciano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp