Triunfo de prestigio ante el Córdoba CF (3-1)

Victoria. El San Fernando CD consiguió su primer triunfo del curso al imponerse con solvencia al Córdoba CF en un partido en el que los azulinos supieron sostener el empuje califal en los primeros veinte minutos  y fueron creciendo con el paso del tiempo. Selma abrió el marcador pasada la media hora, justo después de que el rival se quedase con un futbolista menos y los isleños no dieron opción en el segundo periodo. Aquino a la hora de juego y el debutante Ángel Sánchez sellaron un triunfo que el Córdoba maquilló en el descuento con el gol de Kuki Salazar. 

Héctor Berenguel introdujo varias novedades en el once. La alineación fue la formada por Fuoli en portería, Pau Martínez y Víctor Ruiz en los laterales con Carlos Blanco y José Carlos como centrales. En la medular, Dani Molina y Unai Naveira ocupaban el doble pivote con Carlos León y Biabiany en las bandas y Aquino y Selma en punta. 

Empezó mandando el Córdoba, con más posesión de bola, si bien el bloque azulino se mostraba sólido y sin fisuras por dentro. En el 8’ una internada de Carracedo que no alcanzó a rematar Casas fue la primera ocasión de peligro de un partido sin excesivos sobresaltos durante la primera media hora. 

En el 16’, no obstante, de nuevo Antonio Casas tuvo el 0-1 rematando desde muy cerca de Fuoli un buen servicio desde la derecha, pero su disparo se perdió fuera. A partir de ahí el San Fernando despertó y fue creciendo en el encuentro,

Primero con una internada por la izquierda de Biabiany para forzar el primer saque de esquina azulino (18’) y acto seguido con un remate mordido del hoy lateral Pau Martínez que no llegó a puerta por poco (19’). 

Prácticamente en la réplica del Córdoba, una caída dentro del área fue muy protestada por la afición visitante, si bien el árbitro interpretó que no hubo nada punible en la acción defensiva de Carlos Blanco, que disputaba sus primeros minutos oficiales con la camiseta del San Fernando. 

El cuadro isleño ganaba confianza con el paso de los minutos y se sentía muy cómodo en el balón parado. Así llegó la jugada que marcó el partido, ya que, en una disputa en la frontal cordobesista, Kike Márquez realizó una dura entrada a un Dani Molina que fue con todo para evitar un contragolpe. El impacto provocó que el árbitro de la contienda expulsara con roja directa al atacante visitante en el 33’. 

El partido se le ponía de cara al San Fernando que, para más inri, dio en la diana en el golpe franco posterior. Un envío delicioso de Dani Molina fue cabeceado a la red por Dani Selma, para alegría de un público que abarrotaba las gradas (más de 4000 personas presenciaron el choque). 

El gol sentó de maravilla a un San Fernando muy sólido en materia defensiva y que desesperó al ataque blanquiverde. En la más clara de los visitantes antes del descanso, Carlos Blanco estuvo muy certero al desviar un centro peligroso de Carracedo para mantener la ventaja al intermedio. 

En la reanudación, el San Fernando continuó muy serio y estuvo acertado en los momentos claves de un encuentro que terminó siendo una auténtica fiesta azulina. Dani Selma estuvo a punto de aprovechar un mal pase del portero Lluís Tarrés en el 47’ y Fuoli, en el 50’, se mostró muy seguro a la hora de blocar un tiro desde la frontal de Simo. 

El equipo de Héctor Berenguel no varió un ápice su guion y supo, poco a poco, llevar el partido a su terreno hasta decantarlo claramente. Fue en el 58’ cuando un nuevo servicio a balón parado, esta vez de Pau Martínez, llevó la locura al Iberoamericano. El testarazo de Dani Aquino fue imparable para Tarrés (58’) y decantaba la balanza casi de forma definitiva con el 2-0. 

Pero la fiesta no se iba a quedar allí. Los cambios de Nahuel y Ángel Sánchez por Carlos León y Dani Selma, dotaron de piernas frescas, explosividad y mordiente al ataque cañaílla para la media hora final. El Iberoamericano animaba sin cesar a un equipo que se sentía superior. En el 71’, Estacio y Fullana sustituyeron a Pau Martínez y Unai Naveira y, poco después, el debutante Ángel Sánchez se marcó un auténtico golazo con un trallazo con la derecha que entró con violencia en la meta califal (75’). 

Con el 3-0 en el marcador, Nahuel, Aquino y Jonathan Biabiany tuvieron opciones para ampliar aún más la renta. Incluso Dani Molina, con un disparo al lateral de la red tras un genial pase de Biabiany, tuvo opción para el cuarto. 

En la recta final de partido, David Ramos entró por Aquino (85’) antes de que el Córdoba maquillara el resultado final con la diana de Kuki Salazar (89’). Poco importaba para una afición que celebró a lo grande con sus jugadores la primera victoria de la temporada y que hace que el San Fernando se asiente en la undécima posición antes de visitar este sábado al CF Intercity en el Antonio Solana. 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp